Derechos a la comunicación
21892
page-template-default,page,page-id-21892,theme-bridge,bridge-core-3.0.1,woocommerce-no-js,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.3,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-28.6,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,qode-wpml-enabled,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-41156

Los derechos a la comunicación les permiten a todas las personas expresarse individual y colectivamente a través de cualquier medio o forma de comunicación. Los derechos a la comunicación son vitales para la participación social y son, por lo tanto, derechos humanos universales que protegen a todo hombre, mujer, y niño o niña.

Durante el periodo de 2016-2020, WACC está enfocándose en las siguientes dos áreas:

Comunicación para el Cambio Social

Con la convergencia de los medios tradicionales y digitales, la WACC cree que las plataformas mediáticas pueden jugar un papel importante en la promoción de los derechos a la comunicación y en la gestión del cambio social. Los proyectos apoyados en el marco de este programa fortalecen el trabajo de organizaciones de la sociedad civil a través de la implementación de proyectos de comunicación para el cambio social relacionados al periodismo ciudadano, medios de comunicación comunitarios, medios de comunicación comunitarios o ciudadanos que contribuyan a la construcción de la paz, y monitoreo de la representación de la pobreza en los medios. Todos los proyectos de comunicación para el cambio social apoyados en el marco de este programa promueven la participación democrática y el ejercicio de la ciudadanía por parte de personas o comunidades en situación de marginalización.

 Género y Comunicación

Los proyectos apoyados bajo este programa generan evidencia sobre la dimensión de género de las noticias reportadas en los medios. Usando la metodología de monitoreo de medios de la WACC, estos proyectos monitorean la representación de género en medios noticiosos  influyentes de radio, televisión, prensa y/o de internet a nivel regional y/o nacional. Los resultados del monitoreo son utilizados para generar conciencia sobre justica de género, promover la alfabetización mediática critica, y/o lanzar campañas de incidencia publica con profesionales de la comunicación sobre temas de género en las prácticas y políticas de los medios. Este programa apoya a organizaciones de la sociedad civil en países en vías de desarrollo, especialmente en áreas donde no existe mayor coordinación de trabajo en temas sobre medios y género.